NUESTRA HISTORIA

No es casualidad que Acuarela, con más de 20 años de trayectoria, sea una de las bandas más importantes de la música infantil “con contenido” de Chile ya que sus composiciones demuestran la experiencia de sus integrantes, en su mayoría profesoras de música, quienes nunca han dejado de lado el esfuerzo por crear un producto de calidad, demostrando una genuina preocupación para que tanto letras, como instrumentación sean un aporte para los más pequeños en la etapa más importante de su crecimiento.

Apoyada  en una formación vocal y  musical académica consciente de la diversidad y del aporte cultural de las músicas populares de un país, Acuarela se lanza a la aventura con sensibilidad y frescura pero sin perder el rigor y la auto-exigencia.

En total sintonía  y coherencia  con su estilo no se quedan en la “zona de confort” de su sonoridad, sino que cada canción es tomada como un nuevo desafío  en su viaje  que  les permite  contemplar y transmitirnos  las variantes  regionales, ya no solo en lo letrístico o en lo geográfico, sino que también en los instrumentos y los arreglos, es decir en lo sensible.

Esta ambición se nota y agradece en cada una de sus canciones y presentaciones en vivo.

Visto desde el contexto actual de la canción infantil latinoamericana y caribeña, en donde la propuesta chilena sintetizada particularmente en la acción de CRIN,  ha tomado especial relevancia y trascendencia continental en los últimos 5 años, este trabajo me genera varias reflexiones.

Quizás este viaje de Acuarela se sume  a las claves que nos ayudan a entender por qué en nuestro continente hay una increíble diversidad de creadores e intérpretes de canciones de alta calidad dirigidas a la infancia.

Primero y antes que nada quiero dejar bien claro que es un viaje musical que se emprende desde un compromiso de vida y  por amor a la infancia, con todo lo que ello simboliza a nivel humano y a nivel artístico.

Sigue siendo  de “sana  rebeldía” la idea y el acto de crear canciones para la infancia en un mundo donde «lo infantil» está en crisis, donde co-existen discursos que hablan  del final de la «infancia» tal como la concebíamos hasta fines del siglo XX. Pero esa idea de crear y proponer también la podemos descifrar desde visiones como las que nos proponen  autores como Kohan que   plantean “lo infantil”  como una imagen inacabada, una idea en construcción que es portal a la sorpresa y a la permanente innovación.

Frente a esto, la creación musical, y muy especialmente en el terreno de la canción infantil en nuestro contexto latinoamericano es un producto cultural con décadas de historia que responde a lógicas muy diferentes a la de los modelos estatales y o los del mercado. En cierto modo podríamos decir que es un acto de  “resistencia cultural” al menos tal como la concebimos hasta ahora en el movimiento de la canción infantil latinoamericana y caribeña (MOCYLC). Y esto es así porque ella surge de la necesidad vital y estratégica de imaginar la infancia como uno de los pilares para un proyecto de presente y futuro, como una imagen de sociedad en permanente construcción imprevisible y transformadora.

Miles de artistas y educadores que trabajamos en diferentes circunstancias en todo el continente hacemos de la canción tanto un camino hacia lo humano, como a la construcción de sensibilidades diferentes, como una   contribución para la construcción permanente de nuestras identidades culturales buscando estar a la altura de lo que nuestras infancias merecen allí donde estén.

Bienvenido entonces el aporte de este viaje musical  de Acuarela que festeja con vitalidad un camino de compromiso con el arte, la música y la infancia.

¡A disfrutar y a cantar!

Julio Brum  (Uruguay)

Integrante del MOCILyC
Director de Radio Butiá

child, colors, nepal